//
Tecnología

Inforrico, Infopobre, Infoteniente

Algún profesional desempleado y adicto a la WEB es un típico inforrico, porque ya tiene nombradía en el mundo digital.

No obstante, su angustia a veces supera a la de un joven chiripero desertor escolar. El primero es un engendro oportunista del expansionismo TIC y el otro, una materia prima del clientelismo político urbano marginal.

El personaje TIC se aleja del título universitario colgado en la sala de su casa, se interna silencioso en un centro de internet y rehúye de las salas virtuales de la Primera Dama.

Allí se embriaga con un coctel de chat, porno, email, vídeo juego o periodismo digital. Por eso, se me ocurre llamarle Infoteniente, pues la homología con el terrateniente es pasmosa.

Estoy seguro que Christian Huitema incluyera en su glosario el término Infoteniente, si conociese el contexto dominicano, tanto millonario en celulares prepagados como en fincas baldías.

El joven chiripero es un infopobre, quien vive su mejor momento. Ahora goza de seguridad barrial y es aspirante a un seudosueldo del erario. Recibiría, tal vez, hasta mil pesos mensuales por el sólo hecho de ponerle a un motoconcho una cinta morada.

Pasaría su fin de semana muy diversificado entre centro cervecero, bachata, radio o bailando su novia hasta las 2 am. ¿Para qué querría éste un mundo virtual?

El grave problema es que tanto el infoteniente como el infopobre carecen de pensamiento crítico, de espíritu innovador y de praxis cognitiva.

Aún más, no disponen de contexto favorable para el desarrollo de estas facultades. Además, no articulan su bagaje intelectual con su sentido común, ni con el acervo que ofrecen los lenguajes de programación, ni Windows o Linux, ni Google o Wikipedia.

Ambos están “configurados” para el empleo, la emigración o el clientelismo político, mas que para la gestión de una pyme exportadora, para la resolución de problemas o para el desarrollo de algún valor agregado.

El drama de la infotenencia de data o información es que no se regeneran ni siquiera a sí mismas, si carecieran de una excelencia educativa que las complementen.

Bajo estas condiciones, la nación dominicana sería incapaz del acumulamiento de capital intelectual que sirviera siquiera para solventar la propiedad intelectual extranjera, en un contexto TLC.

¿Cuántos inforricos o infotenientes serían usuarios intensivos de alta tecnología y a la vez, mendigos del capital intelectual suficiente para que tal consumo sea sostenible?

¿Constituyen la reducción de la brecha digital y el gobierno electrónico fines en sí mismos?

¿Alguien conoce una estrategia para el desarrollo digital? ¿Hay conciencia de la serie de disyuntivas que surgirían durante la masificación digital?

Hace 10 años la producción suficiente de electricidad y la tenencia de vehículos privados constituyeron los más caros ideales de la sociedad dominicana. Esas metas ya fueron alcanzadas. Sin embargo, la ineficiencia del mercado eléctrico y los altos precios del barril de petróleo son fantasmas aún más peligrosos que los anteriores.

Así mismo, La inequidad digital podría reducirse al mínimo e instalarse el más moderno gobierno cibernético, pero eso per se no es suficiente para el desarrollo y el aseguramiento de un país competitivo.

Se requiere, además, una inversión intensiva para la excelencia en educación, el desarrollo y diversificación de tecnologías apropiadas, el saneamiento institucional, una reforma radical del sector energético, con énfasis en la electricidad, una economía capaz de la generación de suficientes empleos y un ambiente propicio para el ejercicio ciudadano.

Es menester que se planteen seriamente estos dilemas, ya no de la tal Era del conocimiento en sí misma, sino de cómo ésta la asumiría cada uno de los infodominicanos.

Por Valerio Lara, miércoles, junio 07, 2006

Lea también

Acerca de Lara Valerio

Fui técnico de perforadoras de tarjetas de 80 columnas en 1975, profesor de matemáticas del nivel medio, me gradué de ingeniero electricista. Entre 1979 hasta el 86 realicé un montón de cursos de sistemas informáticos. Trabajé en importantes proyectos de redes e internet. Espero que este fructífero acervo tecnológico sirva para el desarrollo socio-económico, la educación y las buenas prácticas de la democracia.

Comentarios

6 comentarios en “Inforrico, Infopobre, Infoteniente

  1. todom eesto d la materria ntic…
    s un mierda!……
    es alpedoooo…
    firmo io

    Publicado por kami. | 17/05/2010, 8:40 AM
  2. jaja que mierda

    Publicado por da | 02/08/2010, 4:35 PM
  3. chupame la pija yo y santiago noos cogimos a federica con jacob y ar9aisa jajaj sse la metimos por la boca y por la concha le quedo
    rojade tanto quem le ise para adentro ajjajaj ensima gritaba ah ah han

    Publicado por eliseo | 03/04/2012, 11:07 AM

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Super Era 78 años « Bono Cimarrón - 06/06/2008

  2. Pingback: Cleptocracia « Bono Cimarrón - 09/06/2008

  3. Pingback: Descubra Educación Finlandia | Bono Cimarrón - 26/04/2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Archivos

Entra tu email para recibir avisos automáticos, cuando surjan nuevos temas .

Únete a otros 1.089 seguidores

Twitts Bono Cimarron

A %d blogueros les gusta esto: