//
Democracia

RD: Cambié…pero…yo no cambié

Trujillo y Balaguer parecen las células-madres-adultas de la cultura política dominicana.

Y a ese ritmo, vamos hacia una sociedad criolla que diría en el año 2030: “Yo cambié…pero…yo no cambié”.

Entonces, las viejas casuchas de Villa Francisca serían modernas plazas comerciales. El Metro tendría pantalones largos. Mas, los jóvenes buscones electoreros seguirían ataviados cada 16 de mayo con sus gigantescos logotipos partidistas.

Así, el término exiliado político ya sería un arcaísmo. Ya cientos de miles de excluidos políticos o económicos se habrían suicidado, habrían hecho una ofrenda mortal en el Canal de la Mona o los más “sagaces” se habrían convertidos en tránsfugas.

Para el aseguramiento de ese contexto, el folclor político es prolijo en la clonación de sus padrotes históricos por excelencia: Trujillo y Balaguer.

A pesar de que la muerte de la vieja-joven Dolly demostró lo ineficiente de tal proceso, éste prima por encima del partidismo político tradicional.

Por eso, tal padres orgullosos del St. George, desvanecimos cuando Orlandito y Vitico devinieron como Secretarios Generales de sus respectivas instituciones. Por eso, embriagados por la sed de venganza contra Hipólito, recurrimos a un Angel que esgrime como espada un modernismo paradójico, mas se auto proclama lleno de orgullo el heredero histórico de ese binomio que ancló a la sociedad dominicana en  una inercia de 77 años,

Supondríamos que la esperanza se tornaría color rosa o morada. Hoy, ya despiertos, estamos ante una quimera variopinta que más parece un corral donde pululan gallos, leones, bueyes, toros; hasta amables gallinas y oscuros bonos cimarrones.

Y es que esta generación política, con el Comandante Leonel Fernández a la cabeza, constituye una auténtica rémora de la cultura trujillista y la subcultura mesiánica de Balaguer. Esta pléyade política apuesta más al juego del laberinto, porque es simple, eficaz y rentable.

Durante esta jugada, evades, callas y concilias con las paredes fácticas, te apropias del erario público  que es tu vitamina para el clientelismo. Prosigues oportunamente. Pero ante todo, retocas por todos los medios tu imagen, hasta que encuentres tu asiento en el conciliábulo oligárquico.

Dirían que peco de anacrónico. Pero, ¿quién supondría a un clon enfrentado a sus muros celulares ancestrales y a sus actitudes ante el destino?.

Es que una clonación celular de la oligarquía sólo posee una “palm pilot” o una Blackberry cardenalicia conep-tada a una inversión extranjera, donde luego realiza apuntes del diálogo “nacional”.

Por lo tanto, la probabilidad de que se destape “una revolución democrática” en este contexto, tiene la incertidumbre de una loto, puesto que el 14 de Junio no es hoy siquiera el baúl de recuerdos de Pou Saleta, Mayobanex Vargas y Delio Gómez.

Ay!, si en vez de rémora de los antivalores democráticos del siglo XX, esta generación dominante fuera auténtica.

Ay! si asumiera el programa político que legó la Raza Inmortal hace 47 años , el cual plantea una Constituyente (revocatoria y laica, agrego yo) y una reforma constitucional más participativa.

Pero no. Hoy priman el marketing ( propaganda goebbelsiana, diría), la megacorrupción, el transfuguismo, el inmediatismo, el acompañamiento de seres vocingleros de al tanto por línea y la pose declaratoria pautada por los “consultores”.

No te mueras en la víspera, pues hay una paradoja: las metodologías celulares vigentes en el quehacer político, sirven hasta para remedio.

¿Por qué no recurrimos a padrotes celulares como Juan Bosch y Manolo Tavárez para la clonación de una tercera vía generacional?

Esta fecha, 14 de Junio, olvidada por muchos y recordada por muy pocos, evoca esta visión tan tercera, tan precisa y tan diferenciada.

14 de junio de 2006, Andrés Durán….( actualizado al 2007)

Artículo recomendado

Los Paradigmas Andrés L. Mateo

14 de junio para jóvenes Andrés Durán 14.07.2008

Anuncios

Acerca de Lara Valerio

Fui técnico de perforadoras de tarjetas de 80 columnas en 1975, profesor de matemáticas del nivel medio, me gradué de ingeniero electricista. Entre 1979 hasta el 86 realicé un montón de cursos de sistemas informáticos. Trabajé en importantes proyectos de redes e internet. Espero que este fructífero acervo tecnológico sirva para el desarrollo socio-económico, la educación y las buenas prácticas de la democracia.

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Programa Movimiento Liberación Dominicana « Bono Cimarrón - 17/06/2008

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Archivos

Entra tu email para recibir avisos automáticos, cuando surjan nuevos temas .

Únete a otros 1.091 seguidores

Twitts Bono Cimarron

A %d blogueros les gusta esto: