//
Democracia, Economía, Trujillo

Cleptocracia

Cleptocracia merece un sitial en el Diccionario de la RAE. Desde hace años así denominan a los cleptómanos político-empresarios que acumulan mega fortunas a costa del erario.

En el año 2006, el gobierno USA anunció una estrategia internacional fundamentada en la consideración de que “la corrupción a gran escala de funcionarios públicos, la cleptocracia, es una especial amenaza para la democracia y el estado de derecho en los países en desarrollo…”.

El chileno Daniel Kaufmann, director de gobernabilidad y anticorrupción del BMundial, en consonancia con aquella política usó el término en el año 2007, cuando ese organismo y la ONU presentaron la iniciativa Recuperación de Bienes Robados ( Stolen Asset Recovery (StAR), con la misión de que los países en desarrollo recuperaren parte de las fortunas cleptocráticas.

El dominicano Pedro Conde Sturla en su columna expresó recientemente algo así como cleptocracia representativa. ¿Significa entonces que la cleptocracia no es sólo propia de las dictaduras, sino, además, embrión de ella a partir de la democracia?

Los hermanos Rosarios ejecutan el merengue La Cleptómana, una María que se dedica al robo de maridos ajenos que por suerte no constituyen bienes públicos.

Nadie usó el término en el caso de la familia Trujillo, una cleptócracia por antonomasia. Este clan poseía tantas empresas a costa del Estado y el abuso de poder, que fue menester la confiscación de sus bienes mediante la ley 5785 del año 1962, en aras de la sobrevivencia de los gobiernos posteriores. Así surgieron las 3 Cs (CEA, CDE y CORDE) como propiedadades públicas, que en paz descansen.

Uno de los principales usufructuarios de una entidad agroindustrial del cleptócrata Héctor B. Trujillo (EPD), alias Negro, recientemente tildó a la directiva de una federación de medianos industriales como “empresarios de pocos éxitos” y “frustrados”. Y tiene razón ese mega empresario-político y funcionario público, pues es una quimera que con fuerzas productivas modestas y en un contexto nacional poco competitivo, ellos acumulen fortunas tan fabulosas, salvo que usen las artes de un cleptócrata.

¿Sería fantasioso un estimado de Cien Mil millones de pesos, como el monto de las diversas actividades cleptocráticas del año 2008?

Si Considerara que el 20% del presupuesto nacional de este año se diluyera en asuntos espurios, entonces la bolsa cleptocrática ya tendría a su favor 60 mil millones de pesos.

Mas, la cleptocracia abarca también los activos fijos y bienes intangibles estatales. Pondere las concesiones y contratos graciosos, tales como La del Hotel Montaña, los contratos de generación de electricidad y los subsidios y derechos de importación de gasoil. En estos casos, tendría que actualizarse también el glosario de la contabilidad pública para que incluya el renglón de activos fijos cleptocráticos.

La ley vigente 340-06, sobre compras, concesiones y contrataciones gubernamentales, así como los diversos acuerdos de TLC, constituyen un reto para la capacidad innovadora de la cleptocracia.

Pero nadie muere en la víspera, pues el hecho de que tradicionalmente la Presidencia de la ResPública gestione exactamente el 50% del Presupuesto Nacional con tal discreción, constituye en si una de las ventajas competitivas más importantes para los cleptócratas.

Además, este país está repleto de nuevas oportunidades para estos gérmenes del sector público. Los activos de bancos quebrados, el blanqueo de dinero, los gastos por propaganda gubernamental, la paga al transfuguismo político, los acuerdos solapados que permean a las instituciones recaudadoras y financieras estatales, constituyen fuentes contemporáneas que favorecen al sector cleptocrático.

Los salarios y gastos personales exorbitantes, los cobros administrativos por servicios públicos, tales como la emisión de pasaportes, gestión de nombres comerciales y las comisiones por la evaluación de los precios de los combustibles, entre otros, darían cabida a que algunos funcionarios se convirtieran en agraciados cleptócratas de pura cepa.

El BMundial estima en US$ 40 mil millones anuales el monto que depositan en el exterior los cleptócratas de los países más pobres.

Desde hace tiempo Transparencia Internacional hace ingentes esfuerzo para la evaluación de la corrupción pública.

Tax Justice Network (TJN) tiene la misión peligrosa del rastreo de la evasión fiscal en diversos países y promueve el desmantelamiento del secreto bancario, en aras del esclarecimiento de las riquezas espurias originarias del erario.

A pesar de la parafernalia internacional contra la cleptocracia, aún el BM, FMI y otros organismos de financiamiento no paran mientes a la corrupción gubernamental, cuando firman acuerdos, reportan o elaboran sus políticas.

Para muestra basta un botón. ¿Cuánto escepticismo y diplomacia usó el FMI en sus reportes sobre el caso Sun Land de República Dominicana, a pesar de que este endeudamiento público solapado y anticonstitucional fue ejecutado durante la vigencia de un acuerdo con ese organismo?

El 70% de los dominicanos considera que el sistema judicial dominicano es muy corrupto, lo que nos posicionó entre los 13 peores en un sondeo de 63 países.

El Indice de Percepción de Corrupción (IPC) de los dominicanos es 2.8 sobre 10, el lugar 99 entre 163 países. El Reporte sobre Corrupción 2007 de Transparencia Internacional constituyen la fuente de estas informaciones.

De acuerdo a esos sondeos, parece que los dominicanos están muy conscientes de la cleptocracia y de su impunidad, pero están resignados a convivir con ella hasta el final de esta centuaria, aún sea con sedantes propagandísticos y calmantes para los dolores de ciudadanía. ¿Quién sabría lo que deparará el siglo XXII?

Por eso, no sería tan impropio enviarle un telegrama al presidente Hugo Chávez para informarle que ya existe en República Dominicana la Cleptocracia del Siglo XXI.

Valerio Lara

Leer artículos anteriores

Postdata

Es menester que se conozcan a los políticos y sus partidos que tienen como oficio  “blanquear” a los cleptócratas y sus activos.

Homenaje SID¿Por qué el diputado peledeísta Julio César Valentín y el reformista Ito Bisonó otorgaron “reconocimientos”  en ocasión de los 70 años de la Sociedad Industrial Dominicana, en el año 2007?. Ese consorcio aún tiene pendiente ante la historia el esclarecimiento de su vinculación accionaria con el expresidente títere Héctor Bienvenido Trujillo ( Negro), hermano del dictador.   Ese hecho les hace susceptibles de la aplicación de la ley vigente 5785, de 1962, sobre incautación de bienes de la dictadura. Los cleptócratas beneficiarios de esos negocios tienen pendiente dar los detalles sobre esas vinculaciones para que se detengan los rumores históricos sobre ese asunto.

Lo que si es cierto es que dos turpenes políticos que son desconsiderados con la historia, porque pretenden envenenar a las nuevas generaciones con sus contrabandos honoríficos.

Tal vez lo más prudente sea que en aras de que esos dudosos activos prosigan su vida empresarial y productiva, pongamos sus detalles en el safacón de la historia. Mas, es indignante que un poder del Estado se utilice para dar  “honores” que deshonran a quienes los auspician y a quienes lo reciben.

Ley 5785, sobre Confiscación bienes Trujillo


Acerca de Lara Valerio

Fui técnico de perforadoras de tarjetas de 80 columnas en 1975, profesor de matemáticas del nivel medio, me gradué de ingeniero electricista. Entre 1979 hasta el 86 realicé un montón de cursos de sistemas informáticos. Trabajé en importantes proyectos de redes e internet. Espero que este fructífero acervo tecnológico sirva para el desarrollo socio-económico, la educación y las buenas prácticas de la democracia.

Comentarios

6 comentarios en “Cleptocracia

  1. hsrs

    Publicado por julio | 28/05/2008, 9:16 PM
  2. pongan lo que lepiden por favor

    Publicado por julio | 28/05/2008, 9:16 PM
  3. Wow that was strange. I just wrote an extremely long comment but
    after I clicked submit my comment didn’t appear. Grrrr… well I’m not writing all that over again.
    Anyway, just wanted to say wonderful blog!

    Publicado por Dubai Patent Office | 09/01/2013, 3:49 AM

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Super Era 78 años « Bono Cimarrón - 06/06/2008

  2. Pingback: El ángel caído no es árbol caído « Bono Cimarrón - 17/07/2008

  3. Pingback: Inforrico, Infopobre, Infoteniente « Bono Cimarrón - 20/11/2009

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Archivos

Entra tu email para recibir avisos automáticos, cuando surjan nuevos temas .

Únete a otros 1.089 seguidores

Twitts Bono Cimarron

A %d blogueros les gusta esto: