//
Democracia, Educación

Aprendizaje de Ciencias

Inocencio Cruz tiene los grados de licenciaturas en derecho y en administración hotelera. Con un metro trató de medir el ancho y largo de su moderna oficina, a instancia de una arquitecta que esperaba la información por su celular. Cuando pasaron 20 minutos, pidió auxilio a un ebanista para que hiciera tal medición e informara los datos en forma apropiada.

Un doble licenciado que fuera incapaz de una medición de longitud cuestiona no sólo la competencia de este profesional, sino al sistema educativo completo.

¿Qué indican las pruebas nacionales?

En las pruebas del año 2001,la puntuación promedio en ciencias del nivel básico fue 51 y la del nivel medio 38.

Durante el periodo 1998-2007, los promedios consolidados en ciencias fueron 56 y 53 en los respectivos niveles. Asimismo, los resultados en las pruebas de matemáticas, sociales e idioma español, en ese mismo periodo, rondaron estos mismos valores.

Estos exámenes los reciben en la primera convocatoria del año 2008 más de 320 mil estudiantes dominicanos de 8vo y 12 vo grados, correspondientes al sector público, al privado y al subsector de adultos. Un 7% adicional de esta población estudiantil le corresponde la segunda convocatoria.

¿Variará la tendencia en las Pruebas del año 2008?

Según el testimonio de una estudiante de 8vo de un colegio bilingüe, la mayoría de su curso encontró muy fácil la Prueba nacional de ciencias de este año, debido a que 4 de cada 5 preguntas fueron tratadas en su aula. Además, ella visitó “la clínica de pruebas nacionales” que tiene disponible un lugar web gubernamental.

Consideró que los profesores fueron muy “cool”, pues ayudaron a una gran cantidad de estudiantes de escuelas públicas, los cuales en principio tuvieron muchas dificultades con las preguntas que requirieron análisis de informaciones tabuladas o en gráficas.

Su tranquilidad es aún mayor, debido a que tiene acumulados 65 puntos en ciencias, por lo cual sólo requiere 5 adicionales de los 30 puntos posibles de pruebas nacionales para su promoción de curso.

Como si fuera poco, además, sus notas son accesibles a través de la web.

Sólo hay que leer el último “post” del blog Diario de un adolescente (http://chrisvargas.wordpress.com) para que usted termine de morirse de risa.

Si ese panorama se repitiera en todos los distritos escolares, posiblemente los promedios de estas pruebas serían completamente diferentes a la tendencia del último decenio. Implicaría que un reducido número de alumnos iría a segunda y tercera convocatoria y que, además, la eficiencia nominal del sistema educativo sería 100%.

Mas, aunque sucediera ese escenario de alto porcentaje de promovidos, el mismo no reflejaría, necesariamente,un mejoramiento real de la calidad del aprendizaje y por consiguiente, seguiría latente la posibilidad de que algunos profesionales fueran incapaces de la resolución de problemas tan triviales como el de una medición de longitud.

Otros indicadores

Una muestra significativa de los estudiantes que concluyen ahora su nivel básico,fueron aquellos que en el año 2006, cuando estuvieron en 6to Grado, tomaron las pruebas comparativas de aprendizaje que auspició la regionallatinoamericana de UNESCO.

Los reportes de estas evaluaciones que se publicaron en junio 2008 indican que el 78% de los dominicanos están clasificados en el nivel I o menos en el área de ciencias, es decir,en el grupo de peor desempeño.

¿Qué implicaría tal deficiencia en el aprendizaje de ciencias?

Todos los estudiantes dominicanos por debajo de 6to grado memorizarían abstracciones inútiles sobre plantas y animales, pero el 78% de ellos serían incapaces de relacionar tales conocimientos con su entorno y la salud.

La mayoría carecería de competencias para el análisis de informaciones expresadas en tablas y gráficas, del ejercicio de las facultades elementales del pensamiento, del entendimiento cabal de la cadena alimentaria o de los estados de la materia.

Y es que la educación en el área de ciencias en la sociedad del siglo XXI, no sólo es perentoria como prerrequisito de las carreras técnicas, de investigación o médicas. Es necesaria también porque constituye una herramienta importante para el desarrollo del pensamiento crítico, el análisis de la información, el trabajo en grupo, para la comunicación oral y escrita, para la innovación y para el desmantelamiento de un set de creencias mágicas que afecta a la cultura dominicana.

Sería interesante que una encuestadora determinara cuántos dominicanos mayores de 15 años le cambiarían la batería a un carro o a una planta de emergencia en forma precisa.

¿Cuántos dominicanos entienden el barómetro? ¿Cuántos entienden la latitud y longitud de la ubicación del huracán que les amenaza? ¿Cuántos explicarían apropiadamente el principio de vuelo de una chichigua? ¿Cuántos leen su futuro en las trazas resecas de café de una taza? ¿Cuántos confían más en el brujo que en el médico?¿Cuántos tienen creencias fundamentadas en la propaganda que fluye en los medios masivos de comunicación?

¿Cuáles factores inciden sobre estas fallas?

El currículo de la carrera docente pone un énfasis extraordinario en los métodos de enseñanza en desmedro del estudio riguroso de la biología, la química, la física y los diversos aspectos de las ciencias.

Estudios del año 2007 sobre maestros de los primeros cursos del nivel básico del sector público, a nivel nacional, indican que el 95% de ellos no tiene las competencias básicas y dominios de grado suficientes para el aseguramiento de un desarrollo curricular adecuado.

En ese mismo sentido, el documento oficial del Plan decenal 2008-2018, plantea una revisión curricular que reivindique la ciencia y la tecnología en los programas de formación docente.

Se propone este Plan, hasta “…la creación de laboratorios de ciencias especializados y manejados por profesionales con una larga experiencia en la experimentación científica, a los cuales puedan acceder para sus prácticas los profesores y los estudiantes”.

Eso implicaría de hecho la habilitación supra docente de profesionales con conocimientos más profundos de los dominios de las ciencias.

Existen fallas adicionales que afectan a todo el sistema educativo y de manera muy especial a la enseñanza de ciencias. Resalta entre ellos la doble tanda que imparte el 63% de los docentes del sector público, como una alternativa obligatoria para que su ingreso sea más cercano al promedio de la canasta familiar.

Para que estime la gravedad del caso de la doble tanda considere que casi el 54% de los estudiantes del sector público corresponden a las tandas vespertina y nocturna. Mientras que sólo el 17% de los niños del sector privado corresponden a ellas. Posiblemente no existe un colegio privado de primera y segunda categoría que contemple siquiera la tarde o la noche que la educación formal de un niño menor de 15 años.

El déficit de más de un 50% del horario regular de clase tanto en el nivel básico como en el medio continúa como una falla cardinal del sector público.

La falta de laboratorios y de materiales didácticos tanto más actualizados como pertinentes, así como las condiciones precarias de algunas infraestructuras escolares, obstaculizan el proceso educacional.

Es una paradoja que la gestión curricular no tiene una centralización tan estricta como los aspectos administrativos del sistema educativo.

¿Es posible el mejoramiento del aprendizaje de ciencias a corto plazo?

Un perfil de proyecto elaborado por el Centro de Recursos Educativos Salomeu demuestra tal posibilidad a corto plazo, en el marco del Plan Decenal de Educación vigente.

Las estrategias de tal propuesta tienden a la superación de los obstáculos que surgen ante las deficiencias de recursos públicos, de los maestros y de algunas infraestructuras escolares.

Toma en cuenta, además, las políticas formuladas en el Plan, particularmentese ajusta a la política 3 que se refiere a la revisión del currículo; a la política 5 sobre el cumplimiento del horario escolar; a la política 6 sobre profesionalización y habilitación docentes.

La política 8 del Plan se refiere al estímulo que recibirían la familia, la comunidad y las instituciones no gubernamentales para su participación en programas y proyectos escolares. Este sería, precisamente uno de los pilares cruciales del proyecto para el mejoramiento del aprendizaje de ciencias que plantea Salomeu.

Sería importante que esta propuesta se presentara formalmente a la Secretaría de Estado de Educación y a la Asociación Dominicana de Profesores, con la finalidad de que reciba el apoyo institucional que merece.

Referencias

Anuncios

Acerca de Lara Valerio

Fui técnico de perforadoras de tarjetas de 80 columnas en 1975, profesor de matemáticas del nivel medio, me gradué de ingeniero electricista. Entre 1979 hasta el 86 realicé un montón de cursos de sistemas informáticos. Trabajé en importantes proyectos de redes e internet. Espero que este fructífero acervo tecnológico sirva para el desarrollo socio-económico, la educación y las buenas prácticas de la democracia.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Archivos

Entra tu email para recibir avisos automáticos, cuando surjan nuevos temas .

Únete a otros 1.091 seguidores

Twitts Bono Cimarron

A %d blogueros les gusta esto: