//
Democracia, Trujillo

RD: Dictadura con Respaldo Constitucional

RD: Dictadura con Respaldo Constitucional

Por: Valerio Lara                                                   28 de diciembre de 2008

¿Cuántos colores y sabores desagradables se le han endilgado al término dictadura?

Hitler, Franco y MussoliniLa diversidad de coyunturas dictatoriales constituyó un reto para el eminente historiador español Javier Tusell, cuando trató sobre la caracterización del Franquismo (1939-1975), para lo cual primero estuvo compelido a la elaboración de una taxonomía o clasificación de los gobiernos autoritarios.  Fue entonces que determinó las diferencias del régimen de Franco con el nazismo de Hitler o el Fascismo de Mussolini, entre otros similares.

En ese mismo dilema estuvo Mario Vargas Llosa con respecto al régimen del PRI mejicano (1929-2000), mas su ocurrencia fue simple y directa. Dijo el novelista en 1990 durante un debate por televisión llamado Siglo XX: la experiencia de la libertad que en México había una Dictadura Perfecta. Sustentó su frase en el hecho de que si bien allí sucedían elecciones, ellas estaban plagadas de fraudes y abusos de poder; si bien era un sistema popular, era debido a un sutil soborno a los intelectuales y medios de comunicación; si bien era un régimen incruento, se otorgaban los cargos y contratas públicas por motivaciones políticas; si bien nominalmente era una democracia representativa, no existía una efectiva independencia entre los poderes del Estado.

Los calificativos atribuibles a la dictadura de Trujillo (1930-1961) son tan particulares como diversos. Juan Bosch dijo que era una tiranía sin ejemplo. Esa Era tuvo rasgos paradójicos,  pues cumplió cabalmente con el formalismo republicano de la celebración de elecciones y de la sucesión presidencial. Por otra parte, en el aspecto económico Trujillo llegó a tal grado de prevaricación que borró la frontera entre sus empresas y los activos estatales. Fue también una especie de Monarquía criolla con tentáculos en los aspectos institucional, político, social y monumental. En su afán de dominio absoluto, asesinó, torturó y sobornó a opositores políticos; pero también dio integridad al Estado, exterminó las montoneras, pagó la deuda externa y compró como activo personal a empresas de capital extranjero. Sin duda fue una dictadura, pero con características muy diferentes a la mejicana y a las otras dictaduras clásicas de la región.

A la transición del proceso político dominicano entre 1961 al 1966 no sé si denominarlo la secuela de la dictadura o atomizarlo en minúsculos periodos con identidades propias. La primera fase a partir de la muerte de Trujillo estuvo permeada primero por la determinante influencia de Joaquín Balaguer en el primer Consejo de Estado y luego por el decisivo voto electoral de los grupos sociales trujillistas a favor de la candidatura de Juan Bosch.

Entre 1963 al 1966 en el país abortó el imberbe sistema democrático debido al Golpe de Estado contra Bosch en 1963, al fallido intento de restauración  Constitucionalista de 1965 y al espurio triunfo electoral de Joaquín Balaguer en  1966.

Como consecuencia de esa secuencia de acontecimientos tan funestos, Bosch maldijo al sistema de la democracia representativa y planteó en 1969 el fugaz  ideario político de La Dictadura con Respaldo Popular, el cual sólo sirvió para engrosar al glosario de términos dictatoriales. En esa misma época, Juan Isidro Jiménez Grullón se le ocurrió decir que la República Dominicana era toda una ficción.

El periodo 1966 al 1978 lo denominan la Era de los 12 años de Balaguer. A ese gobierno también le llamaron La Dictadura Ilustrada. Ese régimen  logró una reunificación de todos los sectores de la oligarquía en torno a un proyecto de estado, lo cual incluía a la emergente clase empresarial, a los cívicos, a los militares, a la iglesia católica, al reducto trujillista, a la alta clase media y antes que nada al gobierno norteamericano.

trujillobl1Si hay una clave para la articulación de la posteridad con la Dictadura de Trujillo es esa época del trabajo integracionista balaguerista. Entre 1930 al 2008 son Trujillo, Balaguer y Leonel Fernández los que han dado secuencia lógica al autoritarismo en la República Dominicana, con o sin acato a las leyes y la Constitución. Los gobiernos del PRD y el de Caamaño, si bien coadyuvaron en forma muy determinante a reformas estatales muy importantes, fueron transiciones desarticuladas que no alteraron la secuencia virtuosa del carácter dictatorial que prevalece en esos 78 años de la corrupción del republicanismo y la ficción de la democracia. Para no dejar lagunas dictatoriales, el mismo Leonel Fernández se le ocurrió denominar al gobierno de Hipólito Mejía como una Dictadura de la Mayoría.

En otros casos, las dictaduras permanecen sólo como fantasmas latentes. Así, aún el neofascismo es una realidad organizada y amenazante, el Partido Popular español es una evocación del franquismo, aún el PRI es una fuerza política significativa en México, Pinochet mantiene su altar en Chile. Pero en esas sociedades la democracia prevalece después de todo.

En nuestro caso dominicano es muy diferente, pues la naturaleza del régimen de la dictadura es la que se sobrepone sobre todas las cosas. Es una realidad lacerante que nos golpea día a día. Y el panorama es más provocador cuando se ausculta a la supuesta nueva generación política, la cual más parece a una oveja Dolly. Ese venerable mamífero fue resultado de una clonación de una célula adulta en 1996, y por ende heredó toda la degeneración de la célula donante. La metáfora histórica no puede ser más llamativa, pues precisamente en ese mismo año de 1996 el Estado dominicano tuvo una especie de clonación política, donde Balaguer clonó su heredad y su estilo a una nueva generación encarnada en Leonel Fernández.

Entonces, ¿es el actual régimen dominicano una democracia perfectible o una secuencia de un proceso dictatorial bien articulado?  Si se aplicara el modelo de análisis de Vargas Llosa se diría que esta fuera una  Dictadura plus cuan perfecta.

Los argumentos sobran para encasillarnos como una democracia: murieron Trujillo y Balaguer, celebramos elecciones cada dos años, pervive el multipartidismo,  el gobierno tiene una aceptación que ronda el 50%, la sangre sólo salpica a los delincuentes de bajo rango, existe libertad de expresión, el tren metropolitano de última generación calienta sus motores, el país disfruta de una envidiable estabilidad macroeconómica y un crecimiento del PIB, el sistema de la seguridad social se consolida y la apertura de la economía hacia mercados exteriores es aceptable.

Por el otro lado se resalta una debacle institucional y un gran deterioro del estado de derecho, la independencia de los poderes del Estado no existe, la corrupción estatal es rampante y como si fuera poco, hay un proceso de retroceso constitucional inminente.

Y es este último aspecto el más preocupante. Todos los gobiernos posteriores a Trujillo, salvo el de Bosch, se adscribieron a la Constitución de la dictadura. Todos violaron las leyes y la Constitución según su conveniencia política. Pero hasta ahora, nadie osó la conversión de las prácticas dictatoriales en normas aceptables de la Constitución.

Con el respeto que merecen los genios literarios de Bosch y Vargas Llosa, diría que  el año 2009 nos augura una especie de Dictadura con Respaldo Constitucional.

Anuncios

Acerca de Lara Valerio

Fui técnico de perforadoras de tarjetas de 80 columnas en 1975, profesor de matemáticas del nivel medio, me gradué de ingeniero electricista. Entre 1979 hasta el 86 realicé un montón de cursos de sistemas informáticos. Trabajé en importantes proyectos de redes e internet. Espero que este fructífero acervo tecnológico sirva para el desarrollo socio-económico, la educación y las buenas prácticas de la democracia.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Archivos

Entra tu email para recibir avisos automáticos, cuando surjan nuevos temas .

Únete a otros 1.091 seguidores

Twitts Bono Cimarron

A %d blogueros les gusta esto: