//
Democracia

Mel y Leonel

7diasbblogLos emergentes generadores privados hondureños tenían ante sí una amarga realidad: Venezuela se convertiría en el principal suplidor del combustible de sus plantas.

Por: Valerio Lara

Honduras y la República Dominicana parecen distantes, mas en el sector energía tienen coincidencias fundamentales, tales como la suscripción al Sistema de cooperación Petrocaribe, la forma casual de como gastan ese financiamiento y la pugnacidad de los sectores empresariales relacionados a esa industria.

El ambiente criollo manifiesta casos tan peliagudos como el hondureño. Entre ellos están las compras estatales de acciones de REFIDOMSA y del esqueleto EDEESTE, la venta eventual de acciones de la Refinería  al Estado de Venezuela, la secuela onerosa de los contratos de generadores de electricidad, la corruptela del sector público de electricidad, el contrabando y trasiego de gasoil y gasolina, el pugilato en la distribución y establecimiento de precios de gasolina y gas natural, entre otros.

El principal caso energético hondureño surge debido al proceso degradante del subsector de generación hidroeléctrica, el que en el año 1990 representaba el 99% del consumo de electricidad y actualmente apenas llega al 30%. Ese diferencial lo cubren plantas térmicas alimentadas con bunker.

Los emergentes generadores privados hondureños tenían ante sí una amarga realidad: Venezuela se convertiría en el principal suplidor del combustible de sus plantas. Además, la estatización de una parte de los derivados del petróleo afectaba severamente a los negocios colaterales privados, principalmente los de transporte y comercialización petrolera. Por eso, El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) criticó con firmeza los acuerdos bilaterales de Petrocaribe.

Desde febrero del año 2008, el Congreso Nacional de Honduras, bajo la presidencia de Roberto Micheletti, objetó también esos tratados interestatales, a pesar de sus ventajas financieras. Simultáneamente, esa misma institución aprobó dos contratos para compra estatal de 250 Mwatts de electricidad generada mediante carbón, garantizados por 20 años, a pesar de que Tribunal Superior de Cuentas reportó sobreprecio y otras irregularidades durante el proceso concesionario.

Esas discordias fueron un precedente importante al golpe de Estado en Honduras, el que a su vez trajo como secuela la suspensión incierta del suministro de petróleo venezolano, por lo menos de Estado a Estado.

Como se nota, los escenarios energéticos en los que actúan Mel y Leonel están plagados de conflictos y trapisondas parecidas. Sin embargo, sus coyunturas políticas y las personalidades de estos gobernantes son completamente diferentes.

Manuel Zelaya Rosales ( Mel) es un hacendado de origen ideológico conservador, con un pobre recurso retórico, carente de un partido político cohesionado, sin Congreso ni incidencia en el sistema judicial, sin un sistema de  propaganda articulado, distante de las altas jerarquías tanto católica como  evangélica, huérfano de periodistas y medios de comunicación, sin jerarcas militares que lo resguarde, sin control del departamento de inteligencia gubernamental y como si fuera poco, muy distante de la alta clase media. Su sombrero es como una evocación de sus características generales.

Por otra parte, Leonel Fernández Reyna es su antípoda en cada uno de esos aspectos y no usa sombrero en actos solemnes.

Un pecado capital de Mel, en el marco de la lucha ideológica, fue su atrevimiento de auspiciar el programa cubano de alfabetización de adultos “Yo sí puedo”, el cual tenía como beneficiarios a 150 mil hondureños. Ese simple detalle explica por qué el Cardenal Oscar Andrés Rodríguez fuera tan diligente en la redacción de la pastoral del episcopado hondureño “Edificar desde la crisis”. Este documento,  una velada amenaza de muerte contra Zelaya, santigua al Gobierno de facto mediante la validación de la propaganda sobre la aplicabilidad del artículo 239 de la Constitución (el que determina la suspensión de los funcionarios públicos que promuevan la reelección presidencial).

En resumen, la puesta en marcha de un acuerdo petrocaribeño, aún sea al margen del Congreso y hasta del presupuesto, genera un flujo de efectivo entre US$ 500 a 1,000 millones anuales, disponibles generalmente para gastos corrientes. Pero al mismo tiempo afecta directamente a los sectores empresariales monopólicos que tradicionalmente manejan los meganegocios del transporte, almacenamiento y refinado de petróleo, la distribución de combustible y la generación  de electricidad basada en Bunker.

Estos tratados bilaterales tienen impacto directo en el campo de la diplomacia, la geopolítica y la lucha ideológica y por ende, podrían constituirse en caldo de cultivo para tensiones políticas y sociales, las que en el caso hondureño derivaron en un golpe de Estado.

Si se analizan todas esas  perspectivas, se encuentra la explicación a la paradoja hondureña, en la cual la violación al estado del derecho, a pesar del rechazo total de la comunidad internacional, tiene un apoyo social e institucional tan consolidado en el sector empresarial, congresual, político, religioso, de medios de comunicación y de la alta clase media.

En República Dominicana los resquemores se limitan por ahora al retiro puro y simple de la Shell, los recelos del gran empresariado de la relación REFIDOMSA-Chávez, la secuencia de apagones financieros de los productores de electricidad y la guerrita interna de paniaguados del gobierno en su afán de enclavarse en el sector energético.

Los sucesos hondureños son muy aleccionadores.  Ellos demuestran el cómo en esa serie de financiamientos, alfabetizaciones, corruptela y nuevas modalidades de hacer negocio en el campo de la energía generan tenciones geopolíticas, económicas, ideológicas y sociales de muy alta peligrosidad.

Nos toca la buena suerte de que Mel no es Leonel.

Anuncios

Acerca de Lara Valerio

Fui técnico de perforadoras de tarjetas de 80 columnas en 1975, profesor de matemáticas del nivel medio, me gradué de ingeniero electricista. Entre 1979 hasta el 86 realicé un montón de cursos de sistemas informáticos. Trabajé en importantes proyectos de redes e internet. Espero que este fructífero acervo tecnológico sirva para el desarrollo socio-económico, la educación y las buenas prácticas de la democracia.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Archivos

Entra tu email para recibir avisos automáticos, cuando surjan nuevos temas .

Únete a otros 1.091 seguidores

Twitts Bono Cimarron

A %d blogueros les gusta esto: