//
Democracia

Lilis, Leonel y Miguel

Lilís, Leonel y Miguel

Lilís, Leonel y Miguel

La evocación de La Revolución de Moya cuando se analizan el proceso de reforma constitucional y la Convención del PRD, parece traída por los pelos. Mas,  este recuerdo es inevitable si se encontraran algunas similitudes entre las interrelaciones Luperón-Lilís, Bosch-Leonel y Peña-Miguel.

Esos pares tienen en común procesos que degeneraron desde la tradición liberal a posturas autoritarias, espurias y conservadoras.

Aquel conflicto de 1886 es la expresión cruenta  de las rencillas intestinas del Partido Nacional Liberal, el Partido Azul, el partido del Liberalismo cibaeño, de los restauradores, de Luperón.

El detonante inmediato de la rebelión fueron las patrañas electorales que auspició Lilís ( Ulises Heureaux) contra la candidatura de Casimiro de Moya, su propio compañero del Partido Azul y a la vez su adversario en las elecciones presidenciales de ese año.

A pesar de su nombre, ese alzamiento militar fue iniciativa de Benito Monción, uno de los pioneros de la Restauración, con la finalidad de que se anulara esa farsa electoral  que organizó el gobierno títere de Lilís, presidido por Alejandro Woss y Gil.

En ese momento, Lilís era el Ministro de Guerra y Marina, candidato de la facción conservadora del Partido Azul y estaba aliado con los principales líderes del decadente Partido Rojo (Baecista). Con ese poder político-militar, auspició en víspera de las elecciones de ese año la más encarnizada represión contra los seguidores de Moya, a los cuales les impidió el ejercicio del voto en varios lugares del país. A pesar de todo,  Luperón admite que  “Moya contaba con la mayoría del país”, pero a quien proclamaron como “ganador” fue a Lilís.

El principal líder de los azules también se refirió a las elecciones anteriores del año 1884, en las cuales fueron electos Presidente y Vice Francisco Gregorio Billini y Alejandrito (los favoritos de Lilís) y afirma que “se violó groseramente la ley, metiendo quincemil votos en las urnas y el Congreso poco avisado, proclamó la candidatura de Billini y Gil”.

Contraviniendo esas opiniones, Luperón optó por el apoyo a ese gobierno engendrado en la trampa, ante el dilema de la Revolución de Moya,  en el vano intento del rescate del sosiego nacional y la unidad de su partido.

A pesar de ello, durante el inicio de la cruenta revuelta, la facción gobiernista de Lilís estuvo a la defensiva en el plano militar.  Mas,  la situación cambió a su favor cuando el dictador en cierne logró un préstamo del comerciante puertoplateño Cosme Batlle, el que le permitió el soborno de varios hombres claves de los moyistas, tales como el traidor y general Miguel Andrés Pichardo.

Razón tiene Andrés L. Mateo, cuando retrotrae a Juno Moneta (la diosa de la luz y protectora de la moneda en la mitología romana) y dice: “Es a Juno Moneta, a quien hay que rezar en este país, y no a la Virgen de la Altagracia, porque el dinero es nuestro verdadero Dios”. Mateo se refiere a cómo se mantiene la prevalencia cuasi absoluta de los liderazgos de Leonel y Miguel.

Al fin, Monción, Moya y Mariano Cestero, ya doblegados militarmente, se fueron al exilio. Así empezó en enero de 1887 ese funesto periodo dictatorial denominado “Los Doce años de Lilís”. En ese lapso se impuso una dictadura anclada en  la más vulgar corrupción administrativa y la más desgraciada política de endeudamiento público de toda la historia nacional.

Les aseguro que allí finalizaron las rencillas internas del Partido Azul, pero también fue el inicio de su liquidación total y por ende, fin del periodo histórico llamado “El de los gobiernos azules”. Mas, aún resuena como ayer ese anecdotario tragicómico y de película alrededor Lilis.

Ese  bárbaro político del siglo XIX es el mejor signo de lo que es capaz una república frisada en el desorden institucional sempiterno, entre la montonera bélica y la tranquilidad del despotismo.

Como leitmotiv de la historieta, en el inicio de su dictadura no faltó una  reforma constitucional que legitimara sus ambiciones. Por tanto, auspició un cambio en el modo de elección presidencial, de sufragio universal de voto directo, por el de Colegios Electorales, conformados por delegados de Asambleas Primarias, al estilo de sus predecesores Santana y Báez. En esa forma, el soborno y el transfuguismo tuvieron una plataforma insuperable. Además, se extendió el periodo gubernativo  de 2 a 4 años. Y como si fuera poco, ese mismo Congreso le nombró  “pacificador de la Patria”, de por vida.

Ya consolidado Lilís en el poder, Luperón se vio forzado a retirar su candidatura presidencial de las elecciones de 1888,  debido a la feroz represión en contra de la facción liberal del Partido Azul. Al respecto, el historiador Frank Moya Pons  cita al prócer zigzagueante, cuando dijo: “Las elecciones se realizaron en todos los pueblos de la República, sin más concurrencia que los  comprados por Heureaux, que no llegaron a oncemil electores, donde hay más de cienmil, notándose la casi completa abstención de los urbanos que reusaron dar su voto por figura tan inmoral y corrompida”.

Las características de la cultura montonera, tales como la trampa durante el escrutinio electoral, el transfuguismo, la pugnacidad entre facciones irreconciliables, el absolutismo y la falta de principios siguen enraizadas en la sociedad dominicana. Ese contexto fue el complemento ideal y el caldo de cultivo donde germinó constantemente el autoritarismo de esa bandada de  gobernantes conservadores, tales como Santana, Báez, Lilis, Trujillo y Balaguer, quienes detentaron el poder político en base a  sangre, fraude, prebenda y fuego.

Salvo una excepción, esos felinos de la historia dominicana fueron fieles a los contextos y principios que le dieron origen. Mas, Lilís degeneró desde un prevaleciente pensamiento liberal a otro plagado del conservadurismo y rodeado de  la dictadura.

Las actitudes de Leonel Fernández y Miguel Vargas son muy semejantes al proceso lilisiano. En pleno siglo XXI, a pesar de la naturaleza liberal y predominio de sus respectivas agrupaciones políticas, ellos optaron por la vía retrograda del ejercicio del poder. Esa  es la antesala adecuada de la dictadura partidaria o nacional, bajo el sofisma de unos alegatos de orden, tranquilidad y sosiego. Es así como mantienen en vilo a los fundamentos institucionales en todos los ámbitos.

Si Lilís fue el Judas del liberalismo de la Restauración y de Gregorio Luperón; Vargas lo es de la tradición democrática del PRD y de Peña Gómez; así como Leonel encarna la abjuración de los principios de Juan Bosch y de la expectativa generacional de la década 60.

Lo más desolador de la sociedad dominicana no es sólo la prevalencia de esa personería política tanto montonera como autoritaria, sino que la mayoría de los ciudadanos se pliega a esas barbaridades debido a intereses coyunturales, a la quimera de un empleo o de alguna prebenda pública, porque subyace la tendencia de que lo cuenten entre el grupo de los “ganadores”, porque ante el  dilema electoral sólo tiene una opción entre los partidos mayoritarios.

En fin, conformamos una res pública sin principios fundamentales que nos unifiquen, ni siquiera a través del formalismo constitucional. El retrógrado proceso  de Reforma de la Constitución, la mascarada convencional del PRD y el negativo desempeño institucional de los gobiernos peledeístas así lo confirman.

Los vaivenes donde prevalece el abuso del poder, tan reiterado en nuestra historia, no constituyen ninguna muestra de genialidad política, sino el camino fácil del culto a la personalidad del gobernante de turno. Es un terreno fértil para el monopolio de la economía, pero árido para el desarrollo de la iniciativa empresarial, el desarrollo del pensamiento y la institucionalidad.

Por eso, cuando esa tragedia está en su punto más álgido, se presentan las oportunidades ciudadanas para arrasar con esa rémora de la sociedad dominicana.

Hago eco del pertinente llamado de Huchi Lora,  quien exhorta a todas las personas e instituciones de pensamiento liberal a que conformen un  frente ciudadano y constitucionalista que sea una respuesta contundente a ese proceso de retardo constitucional que prepara  el Congreso actual, a instancia de los principales líderes del PLD y PRD.

Cuando finalice el proceso de revisión constitucional es que se inicia la necesidad de una instancia directa para emprender un proceso de educación cívica y empoderamiento ciudadano, el que anuncie el advenimiento de la preponderancia de la participación y el control de Soberanía Popular en torno a los poderes y funciones públicas.

Hay decenas de instituciones y personas susceptibles de integrarse a esta empresa de ciudadanía activa, la mayoría de las cuales son esos héroes anónimos de la sociedad dominicana. Hay también instituciones y personalidades de mayor nombradía. Es una empresa ardua y compleja, con accionistas tan variopintos como lo es la comunidad nacional.

Una excelente plataforma institucional para esta misión es el Foro Ciudadano, el que agrupa casi dos cientos organizaciones de diversas categorías.  Además se podrían integrar a los partidos emergentes liberales, la UASD, INTEC, las Academias, los colegios profesionales, las cooperativas, las agrupaciones juveniles (Toyjarto, Ahiequeprende,  La Multitud y La Revuelta), el grupo Autoconvocados,  El Foro por la Asamblea Constituyente, El Foro de Mujeres por la Constitución, entre otros cientos de instituciones también muy meritorias.

A riesgo de obviar a la mayoría, enumero al azar a tantas personas de diversos criterios que juntas serían dinamita ciudadana: Huchi Lora, Nuria, Juan Bolivar, Margarita Cordero,  Ana Mitila Lora, Marino Zapete, Ramon Colombo, Frank Moya Pons, Wilfredo Lozano, Andrés L. Mateo,  Antinoe Fiallo, Miguel Guerrero, Minou Tavárez, Víctor Terrero, Isabel Bonilla, Tirso Mejía Ricart, Milagros Ortiz Bosch, Tolentino Dipp, Julio Cordero, Pedro Pablo Forastieri, Pedro Catrain,  Luis Gómez, Luis Scheker Ortiz, Félix Calvo, Ramón Veras, Fabio Guzmán Ariza, Leon David, Emilio Cordero Michel,  Cristóbal Rodríguez, Lois Malkún, Carlos Salcedo, Javier Cabreja, Marisol Vicens, Francisco Alvárez, Guido y fabricio Gómez Mazara, Guillermo Moreno, Virtudes Alvárez,  Maria Teresa Cabrera, Víctor Víctor, Tony Almond, Tahíra Vargas, Julissa Hernández,  Fidel Santana, Lourdes Contreras, Pavel Isa, Patricia Solano, Carmen Imbert Brugal, Miguel Angel Jiménez Mesón, Elsa Expósito, Miguel Ceara, Hamlet German, Roque N. Muñoz, José Joaquín Puello, Ricardo Nieves, Apolinar Veloz, Luis Carvajal, Altagracia Salazar, Magino Corporán, Félix Gerónimo, Pedro Conde Esturla, Xiomara Fortuna, Inés Aizpun, Edith Febles, Consuelo Despradel, Luis José Chávez, Edmidio Galván, Natalia Mármol, Elizabeth Mateo, Tony Then, Juan TH,  Luis Brea Franco, Rafael Acevedo, Rafael Chaljub Mejía, Jorge Puello Soriano, Eddy Olivares, Isidoro Santana, Hector Guerrero, Mario Lama, Secundino Palacio, Pablo Mckinney, Rafael Toribio, Mu kien Sang Ben, Francisco Checo y Juan Pablo Uribe, entre otros. Y hay muchisimos más y tan valiosos como ellos en torno a esta propuesta ciudadana.

Como los ciudadanos de las zonas provincial, rural y barrial  no acceden con tanta frecuencia a los  principales medios de comunicación, no fue posible mencionarlos por sus nombres. Pero, esos héroes constituyen los pilares de una ciudadanía activa y por eso merecen nuestro respeto y reconocimiento.

Quiero también dar reconocimiento a los 874 amigos virtuales del grupo Reforma Constitucional en la red social Sónico.

Huchi Lora nos provocó, nos instó a que se defina la Constitución que queremos, la que dista sustancialmente de la que en la víspera aprobará ese Congreso.

Si Leonel y Miguel fueron capaces de suscribir el ideario de Lilís.¿Por qué nosotros no suscribimos los ideales de Luperón, Bosch y Peña?

Ese día, 6 de noviembredel año 2009, asistamos al Parque Independencia e iniciemos la tarea para la conformación de un proyecto constitucional más inclusivo, más participativo y donde la Soberanía tenga un control efectivo sobre los poderes y las funciones públicas.

Anuncios

Acerca de Lara Valerio

Fui técnico de perforadoras de tarjetas de 80 columnas en 1975, profesor de matemáticas del nivel medio, me gradué de ingeniero electricista. Entre 1979 hasta el 86 realicé un montón de cursos de sistemas informáticos. Trabajé en importantes proyectos de redes e internet. Espero que este fructífero acervo tecnológico sirva para el desarrollo socio-económico, la educación y las buenas prácticas de la democracia.

Comentarios

Un comentario en “Lilis, Leonel y Miguel

  1. ”’comentario”’
    bueno profe mi resumen¡
    es k usted nos esta comparando las positiva y la negativas k hay entres los gobierno del leonel y miguel donde hace enfasis en lo k fue el gobierno de lili heureauxz que impuso su gobierno por 12 año y lo logro a costo de lo k fuera llevandose a todos por delante como mismo lo esta haciendo el gobierno de leonel el pienza k la mayor oposision es miguel vargas entonces lo ha usado para beneficio del pld pork miguel en vez de hacer frente a dejado k el partido del prd se devanesca antes la imposision del pld, miguel a dejado k leonel haga con el prd lo k a el le plasca ahora leonel. a hecho k el pueblo dominicano balla callendo en decadencias esta poco a poco acabando con la masa pobre a el lo k le importa es imponer el partido de el pld y como ya dije teniendo a miguel de su lado el prd desaparecera pork el cree k es la mayor fuerza del partido politico del prd es miguel si tiene a miguel de su lado ya no hay candidato para el prd eso es lo k leonel pienza desaparecer el partido del prd.

    Publicado por maria claribel joaquin angeles | 29/01/2012, 1:39 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Archivos

Entra tu email para recibir avisos automáticos, cuando surjan nuevos temas .

Únete a otros 1.091 seguidores

Twitts Bono Cimarron

A %d blogueros les gusta esto: