//
Democracia

¿Quién paga la fiesta del sector eléctrico?

empresas electricas

 

logo cogentrix

 

 

¿Es sostenible la bonanza aparente del sector eléctrico? ¿Quién paga esa parafernalia  de artificios iluminados? ¿Cuál es su problema más significativo?Algunos les basta con los  “Circuitos 24 horas” y el entierro de los apagones. Otros se satisfacen con el  “Bonoluz”, el cual ya cuenta con  267  mil hogares de bajos ingresos.

Los clientes residenciales de bajo consumo no perciben problemas mayores, cuando reciben subsidios mediante el  Fondo Estabilización Tarifa Eléctrica, FETE.

Las EDEs presentan orgullosas sus oficinas comerciales modernas, más impresionantes que las del sector financiero. Exhiben  cartera de 2 millones de clientes. Establecerán una plataforma digital, la que gestionará en forma virtual los medios de pagos, cortes y otros procesos propios de la distribución masiva del servicio eléctrico. Sus gerentes son extranjeros con pedigrí chileno.

El subsector generación está pletórico de orgullo, porque ofrece una potencia fabulosa  de 4 mil megawatts, la cual “duplica” la demanda real. Sus ingresos brutos del año 2011 rondaron los 2,620 millones de dólares, equivalentes al 5.14% del PIB corriente 2010.

La Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales, CDEEE,  presenta en “power point”  un impresionante  reporte anual operacional.  Pregona fin de subsidios, aporte significativo hidroeléctrico, excelente gestión administrativa y transparencia.  Anuncia licitación contratos entre generadores y EDEs  para venta al por mayor de  8,640 Gwh anuales de electricidad, a partir del 2016.

La Comisión Nacional de Energía (CNE) constituye una alfombra “verde” a la inversión privada para la instalación de generación eléctrica mediante fuentes renovables de energía, tales como el viento, sol y biomasa. Ya inauguraron el eólico “Los Cocos”.

La fiscalía adjunta para el sistema eléctrico (PGASE) reivindica desmantelamientos de fraudes, estimados en 12 mil millones de pesos (US$ 311 millones). No obstante, los ladrones informales de electricidad mantienen su excelente posicionamiento como “clientes inexplicables”,  quienes abarcan el 28% del sistema.

¿Quiénes son los paganinis de toda esa trama del sector eléctrico?

En primer lugar, pagan indirectamente todos los ciudadanos, cuando el Estado despilfarra más de mil millones de dólares de subsidios anuales para evitar el colapso de ese sector.

Ese drenaje de recursos públicos  es ahora “blanqueado” principalmente a través del FETE, el cual dispondría de un subsidio de casi US$ 600 millones en el año 2012.

En segundo lugar, pagan los mejores clientes, los no subsidiados y principales pilares de la economía nacional, aquellos que soportan niveles de tarifas a precios exorbitantes, las cuales tienen que redimir antes de 30 días. Los sectores afectados severamente son comercios, industrias, instituciones públicas y clientes residenciales de mediano y alto consumo.

Entonces, ¿Cuál constituye el problema más significativo del sector eléctrico?

La clave de todo es el precio al por mayor de la electricidad, aunque usted no lo crea. Los generadores venden a los distribuidores a 8 pesos el Kwh (US$ 0.21/Kwh). Ese nivel de precio no se corresponde con los costos reales y eficientes de la generación, el cual es 3 pesos en el peor de los casos (US$ 0.08).

Por ende, el principal indicador para la evaluación de los inminentes contratos que surjan de las licitaciones corrientes de la CDEEE será el precio al por mayor neto del kwh. Asuma como referencia razonable un máximo  de 4 pesos/Kwh, el cual supone ya un valor agregado  o ganancia de generadores de un 33%.

Tome en cuenta que ese indicador ya está sobredimensionado para el contexto dominicano, puesto que éste duplica los niveles prevalecientes en USA, un mercado en el cual el Kwh al por mayor es menor a 5 cvos de dólar, el valor agregado de generación ronda el 12% y no existen subsidios directos al sector eléctrico.

Actualmente el precio neto al por mayor del kwh de electricidad en RD tiene dos componentes: el llamado  “costo marginal” por combustible y el precio nominal a las EDEs.

El  “costo marginal” promedió 9 cvos. de dólar por cada kwh para el año 2011, al cual se le agrega el precio nominal de 12 cvos de dólar, para un precio neto de 21.

Ese cargo por combustible es calculado mediante una fórmula de indexación, la cual toma en cuenta exclusivamente el precio del Fuel Oil no. 6, a pesar de que el 60% de la generación eléctrica dominicana usa como fuentes primarias gas natural, carbón y agua, de acuerdo al organismo coordinador del SENI.

Los precios irrisorios de estos combustibles prevalecientes no son tomados en cuenta a la hora de ponderar los supuestos “costos marginales”. En consecuencia, aún se eliminen las plantas que funcionan con petróleo y se genere electricidad a bajo costo, aún sea con agua, aquella fórmula mágica y la irresponsabilidad gubernamental permitiría esta ficción “marginal”.

Por tanto, los empresarios y ciudadanos debieran estar alerta, no sólo a la transparencia del proceso de licitación de los eventuales  contratos entre generadores y EDEs, sino también a la efectividad con la cual estas distorsiones se solucionaran.

Tal irregularidad es sustentada por la Superintendencia de Electricidad (SIE) bajo los más variados alegatos, justificaciones y subterfugios legales, tal como si fuera socia o cómplice de los generadores.

Durante el año 2011 la generación de electricidad a través de la red nacional SENI  fue 12,478 Gwh.  Por tanto, el cargo anual atribuible a combustibles ascendió a US$ 1,123 millones.

Aún sin licitación, si en vez de metros, propaganda y despilfarro de gastos corrientes, el gobierno siquiera consolidara efectivamente la operación basada en gas natural de  Cogentrix, ya el país estaría listo a finales del año 2012 para sacar de circulación todas las plantas basadas en petróleo líquido. Por ende, el cálculo de indexación por combustible habría que reformularlo completamente.

Aún más fácil, si en vez de prédica politiquera y desinformación, la SIE anulara por vía administrativa esos cargos injustificados de combustibles, las EDEs fueran sostenibles y no requirieran de subsidios gubernamentales. Más, en forma inexplicable este organismo mantiene la pertinaz política permisiva de esos cargos sin fundamentos reales.

Esa ineficacia de la SIE, respecto a la distorsión de los cargos por combustibles,  la induce también a la emisión de resoluciones sobre tarifas tan onerosas, que más bien parecen cargos cuasi fiscales. A través de esos precios exorbitantes, los dominicanos pagamos cuasi impuestos selectivos a la incompetencia gubernamental, ineficiencia de generadores y  robo de electricidad.

Durante el periodo 2003- 2011, el organismo estatal de marras aumentó las tarifas residenciales desde 3.21  pesos hasta 10.98 por cada kwh (242% de incremento) para los hogares de mediano y alto consumo, mayores a 300 kwh mensual.

En ese lapso, la tarifa mínima aplicada a comercios, industrias e instituciones aumentaron sin escala desde 3.21  hasta 11.30 pesos por cada Kwh, para un incremento de 252%.

Sin embargo, al ritmo de poses seudonacionalistas,  la propaganda gubernamental difunde mil veces que no aumentaría la tarifa de electricidad, a pesar de que eso constituye un hecho consumado, como confirman las resoluciones sucesivas de la SIE durante ese periodo.

Los niveles de tarifas cuasi fiscales para estos sectores son equivalentes a 28 y 29 centavos de dólar y rondan la arbitraria tarifa técnica.  Adicionalmente,  el completivo de los consumos residenciales menores a 300 kwh se paga a las distribuidoras mediante los susodichos subsidios gubernamentales,  los llamados FETE.

Ninguna de estas medidas tan onerosas para los clientes cotizantes y el erario público evitaron las pérdidas operacionales de las EDEs, las cuales recaudaron US$ 1,400 millones, a pesar de los robos del 28% de la electricidad distribuida.

Ese ingreso apenas significa el 53% del saldo bruto de los generadores, sin contar los costos operacionales, inversiones de capital y compromisos con los ayuntamientos que tienen las EDEs.

Aún el caso remoto de que los robos de electricidad desaparecieran por arte de magia, las EDEs no son sostenibles, si sobrevive ese régimen distorsionados en los precios al por mayor en la fase de generación. Eso explica el por qué las tres EDEs quebraron y en el año 2011 acumularon un déficit operacional estimado en más de Us$ 1,300 millones.

Por tanto, la competitividad dominicana  se encuentra postrada ante  un marco regulatorio inoperante y contratos de generación eléctrica que lindan la prevaricación.

Es preciso que se emplace a la CDEEE para que aclare si los términos de los nuevos contratos entre generadores y EDES que se licitan para aplicarse en el año 2016 arrastran esos vicios, los cuales ya costaron al país un estimado de 10 mil millones de dólares, en subsidios y pérdidas de recursos públicos,  durante el periodo 1997-2012.

Aún peor, una gran cantidad de empresas quebraron debido a esos cargos tan onerosos e injustificados de la electricidad. Las empresas que han logrado sobrevivir  en este contexto tan adverso sufren una notable reducción de su liquidez.

Un escenario razonable del sector eléctrico permitiría: A) Un precio único al por mayor de 4 pesos o 10 cvos de dólar por Kwh  B) Un nivel de tarifa técnica de distribución de la electricidad de 7 pesos o 18 cvos de dólar por Kwh, tomando en cuenta 28% de pérdidas y un extraordinario valor agregado de 50%  C)  Una reducción inmediata a  la tarifa comercial desde 11.42 a 7 pesos. D) Una reducción inmediata de la tarifa residencial desde 10.98 a 7 pesos, lo cual implica la eliminación del subsidio FETE.  E) Los generadores tendrían ganancias o valor agregado de un 33% F) Las EDEs tendrían un valor agregado de 50%.

gasto publico selectr edu 2012Lo más importantes, las EDEs serían sostenibles sin subsidios estatales y dispondrían de un superávit de US$ 370 millones, aún se asuman robos de 28% de la distribución.

Pero ese es el escenario de Alicia, la del país de las maravillas. No RD, en la cual los ciudadanos parecemos  momias,  los empresarios optan por afiliarse a la cleptocracia, las instituciones son inoperantes y  la prevaricación está perfumada por la impunidad y la propaganda.

valeriolara@hotmail.es        twitter:  @bonocimarron

 

Acerca de Lara Valerio

Fui técnico de perforadoras de tarjetas de 80 columnas en 1975, profesor de matemáticas del nivel medio, me gradué de ingeniero electricista. Entre 1979 hasta el 86 realicé un montón de cursos de sistemas informáticos. Trabajé en importantes proyectos de redes e internet. Espero que este fructífero acervo tecnológico sirva para el desarrollo socio-económico, la educación y las buenas prácticas de la democracia.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Archivos

Entra tu email para recibir avisos automáticos, cuando surjan nuevos temas .

Únete a otros 1.089 seguidores

Twitts Bono Cimarron

A %d blogueros les gusta esto: