//
Democracia

¿Y ahora…?: pasaron las elecciones

¿Y ahora….?

Por Freddy Lara

21 de Mayo del 2012

Ya concluyeron las elecciones dominicanas y aunque la JCE no  ha terminado oficialmente el conteo de los votos,  el partido oficial ya esta cantando victoria, mucho más después que los resultados del contero rápido de la Organización Cívica Participación Ciudadana coincidieron con las del organismo oficial, lo que significa  que a los morados todo le ha salido a pedir de boca, por lo menos en lo atinente a la pela anunciada a papá. Estamos en el momento de la euforia que da la victoria y el desconcierto  que produce la derrota.

Ahora viene el otro momento, para los vencedores, el de  cumplir promesas las promesas electorales “continuar  lo que esta bien,  corregir lo que esta mal y hacer lo que nunca se ha hecho”. Por su parte, el   PRD tendrá que revisar sus tácticas y estrategia para mantenerse y ampliar un poco más la preferencia que casi la mitad del pueblo dominicano le profesa,  pues en esta contienda, mostró fortaleza, pero parece que no la suficiente  para contrarrestar  al partido de gobierno, el que con finas y toscas  argucias y el uso a manos llenas de los recursos del erario,  ya dio un paso hacia adelante, retener un poder que se le veía perder.

Por su parte el “noble y sufrido pueblo dominicano, las masas irredentas”, parecen estar obnubiladas con las promesas de los dos grandes partidos que se reparten el botín de guerra, incluyendo los despojos del “Partido Reformista”, porque a pesar de que ambos  han gobernado después de la liquidación de la “era de Balaguer”, no han sido capaces, el uno en mayor medida que el otro, de resolver los grandes problemas que aquejan al pueblo dominicano, creándoles, con recursos mediáticos muy eficientes, la idea de que lo principal es lo secundario y lo secundario es lo principal.

Al pueblo dominicano le tienen una venda puesta para que no entienda que sus principales problemas son:

La corrupción desmesurada de funcionarios públicos: Parece que a la mayoría de la gente no le importa que un Ministro, Vice Ministro, Director General o un servidor público de quinta categoría se haga millonario de la noche a la mañana, formando empresas a vapor para conseguir jugosos contratos del gobierno o cobrando para que empresarios privados obtengan favores del aparato gubernamental, eso para solo por mencionar algunos tipos de corrupción.

La baja calidad de la educación: El sistema educativo nuestro es pésimo, todo el mundo lo sabe, pero por años y años se diagnostica, se ofrecen soluciones, se le toca con varitas mágicas, pero no se le asigna el presupuesto necesario, no se introducen cambios significativos al currículo  y los hijos de los pobres siguen asistiendo a escuelas mal equipadas, sobrepobladas y con profesores no motivados y  al final no se obtienen resultados aceptables, como seria una formación que le permita a esos niños competir en igualdad de condiciones  con los hijos de una minoría privilegiada que estudia, en el país o en el extranjero, en colegios privados de primera categoría. Los primeros serán reproductores de pobreza, con muy pocas oportunidades de movilidad social, al menos que no se enganchen a guardias, policías o políticos y se corrompan también para pasar a formar parte de la casta de los “exitosos”, los demás serán carne de cañón en las contiendas electorales que se celebran cada cuatro años.

La inseguridad ciudadana: La ola delincuencial que afecta al país: robos, atracos, secuestros, extorsiones y otros delitos están en aumento espantoso, mientras contamos con un aparato policial mal pago, peor entrenado y corrompido, aparte de que una proporción significativa de ellos están al servicio particular  de los cientos de funcionarios públicos de cualquier categoría, mientras las calles, principalmente la de los barrios marginados carecen de protección.

La seguridad social: Muy a pesar de que tenemos desde el 2002 una “moderna Ley de Seguridad Social”, el cuidado de la salud sigue siendo un privilegio en este país, usted ve a diario gente pidiendo ayuda para realizar tal o cual cirugía o tratamiento, recurriendo a la caridad pública, cuando tenemos una Ley que dice entre sus principios que tiene un carácter universal y que busca la equidad, cuanta falacia.

La energía eléctrica: el sistema energético nacional esta en crisis desde hace casi cincuenta años y esta es la hora que ningún gobierno ha encontrado la solución a ese problema, han privatizado, descentralizado, estatizado de nuevo y no sé que mas, y pagamos la energía más cara de la región y los apagones son el pretexto perfecto para que cada dominicano no cumpla con la tarea que le corresponda realizar en la escuela o la universidad o entregar un trabajo a tiempo.

A todos estos problemas se agregan:  (i) una prensa mediatizada, autocensurada,  salvo honrosas excepciones, al servicio de un gobierno que deja caer suficiente alpiste para que no haya disidencia, para que todos canten a coro E’ palante que vamo; y (ii) La gran concentración de poder que encarna uno solo hombre, nos referimos a que Leonel Fernández, de facto, tendrá la última palabra en las decisiones de los poderes Legislativo y Judicial y una gran influencia en el ejecutivo, solo comparable con los que tuvo Rafael Trujillo de 1930 a 1961. Esas dos realidades constituyen una seria amenaza para convivencia democrática en este desventurado país, donde el autoritarismo ha estado presente desde el 1844.

Visto ese panorama, solo nos queda, seguir pensando que la República Dominicana merece un destino mejor, que ese destino lo debemos construir los dominicanos, exigiendo nuestros derechos y cumpliendo con nuestros deberes, sabiendo  que el país no se acaba cada cuatro años y si es que deseamos una  nación donde todos y todas tengan iguales oportunidades, donde el bienestar tuyo y de tu familia no dependa de ninguna dadiva  o prebenda, de la migración forzada o de la genuflexión al poder. Si se logran avances significativos en esa dirección, el pueblo llano estaría levantándose  de una caída mas y Danilo pasara a la historia, no como otro  mozo Peynado, sino como un verdadero estadista.

Anuncios

Acerca de idiqui

Freddy Lara Ingeniero Químico, dominicano, graduado hace 31 años en la Universidad Autonoma de Santo Domingo, Maestria en Metalurgia Extractiva, UIS, especialista en formulación y Evaluación de proyectos de Inversión, actutalmente es consultor privado y profesor universitario de la asignatura Ingeniería Económica

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Archivos

Entra tu email para recibir avisos automáticos, cuando surjan nuevos temas .

Únete a otros 1.091 seguidores

Twitts Bono Cimarron

  • RT @Omarlegrant1: Lady Margaret es producto del marketing politico fabricado con el presupuesto cuando fue primera dama, que nunca presento… 15 hours ago
  • RT @arirgom: Por lo visto, las bocinas, apmplificando la línea oficial, pretenden que exhumen el cadaver de Yuniol Ramírez y lo juzguen por… 4 days ago
A %d blogueros les gusta esto: