//
Democracia

Telecomunicación: espionaje local y global. Eschelon

logo clave digital

l

En junio del año 2006 escribí algo sobre el espionaje global en las redes de telecomunicación. Fue un artículo estrambótico en el antiguo periódico Clave Digital, hoy Acento.Hoy que surge el caso Snowden, respecto al espionaje de la NSA, parece oportuno reproducir ese artículo.

PIZARRON, Clave Digital, junio 2006

Telecomunicación: espionaje global y local

Echelon
Echelon es una supuesta red de vigilancia global que intercepta todos los satélites de las comunicaciones privadas y comerciales. Su principal centro de operaciones estaría en Maryland, USA. Desde 1947 Inglaterra forma parte de este sistema. Más tarde, Canadá, Australia y Nueva Zelanda se adscribieron al mismo.A éste se le atribuye una capacidad casi total para la intercepción de las comunicaciones vía satélite, de los tráficos telefónico, fax, contenido de internet y mensajería electrónica.Secret Power, un libro publicado en 1996 por el neozelandés Nicky Hager, dio detalles muy precisos sobre Echelon, a tal punto que hasta el año 2002 el tema estuvo muy de moda.Durante ese periodo, La Fundación Omega elaboró un reporte a instancia del Parlamento Europeo (PE) que relata el modo operacional de este “centro de información”.Basado en estas investigaciones, en el año 2001 el PE emitió una resolución contra Echelon. El documento expresa su preocupación de que Estados Unidos y sus aliados utilicen este mecanismo de vigilancia para la violación de la privacidad y el espionaje industrial-comercial contra los ciudadanos y países de la UE.

Las regulaciones estadounidenses contra el terrorismo y el crimen que surgieron después de los ataques 9/11, promovieron aún más el asunto de la vigilancia de las telecomunicaciones y contribuyó en forma notable a la reestructuración y la acelerada evolución de Echelon o su equivalencia.

El Frenchelon es una red satelital franco-alemana que cumple en menor escala el mismo rol que se le atribuye a Echelon. Además, ha desarrollado tecnologías de seguridad que son paliativos para las amenazas de tal vigilancia.

Es predecible que la Dirección Nacional de Investigaciones (DNI) niegue la supuesta compra de tecnología francesa para la instalación de un Echelon dominicano (EDO), pues los organismos de seguridad, inclusive de Estados Unidos, normalmente no admiten la existencia de tales sistemas.

No obstante, los reportes de los secuestros de una niña y un hacendado indican que para la solución expresa de estos casos, se usó alguna herramienta de alta tecnología relacionada con rastreos de teléfonos y mensajes electrónicos.

Al margen de que se comprara o no tecnología relacionada al Frenchelon, está confirmado que el gobierno dominicano dispone de herramientas equivalentes a éstas. El periodista Juan Bolívar Díaz y La revista Gaceta Judicial, en los años 2002 y 2006 respectivamente, denunciaron el espionaje telefónico.

En un país de tanta debilidad institucional como República Dominicana, donde el poder estatal se usa normalmente para la inmediatez política, el EDO o su equivalente constituye una amenaza adicional para el endeble sistema democrático, la confidencialidad, las libertades de expresión y de competencia empresarial.

El art. 8, acápite 9 de la constitución dominicana establece la inviolabilidad de la comunicación telefónica y cablegráfica sin amparo de mecanismos legales. La vigilancia sistemática de los mensajes electrónicos es por lo tanto una violación flagrante a la carta magna.

Pero la realidad es que un Estado, un organismo internacional, una empresa y hasta un jáquer aficionado, disponen de tecnologías capaces del establecimiento de vigilancia y control de la red digital.

Es por eso que los ciudadanos e instituciones, usuarios de los servicios telefónicos y de internet que requieran mayor confidencialidad, debieran adoptar políticas de seguridad.

El Snapcell es un dispositivo que cifra la voz en los celulares sony-eriksson que operan en la red GSM (Orange). Esta habilidad palia significativamente la amenaza de espionaje telefónico.

Por el otro lado, La gestión de la seguridad en el internet incluye medidas primarias para afrontar las fallas de electricidad, de medio ambiente y del hardware.

Otras medidas intermedias comprenden el uso de claves de acceso a los recursos, la instalación y actualización de antivirus y de aplicaciones contra anuncios y correos electrónicos indeseables.

Una medida subsiguiente sería la configuración de las opciones del navegador de web. Allí es que se controlan los cookies, es decir, las aplicaciones que permiten el acceso remoto a los recursos de una computadora.

Aquellas opciones también permiten el establecimiento de la lista negra de direcciones indeseables y los filtros de contenido sexual o de palabras inapropiadas.

El cortafuego o Firewall, que ya trae integrado el Windows XP, es una aplicación más completa para la gestión y control de los paquetes de datos que entran y salen de una computadora conectada a la red local o a internet.

La criptografía permite que los paquetes de datos sean cifrados o codificados, de tal modo que durante su transporte sólo el destinatario pueda descifrarlo por medio a una firma digital.

La firma digital es un valor numérico que se agrega a un mensaje electrónico, por medio del cual se puede asegurar la integridad, la fuente y la autenticidad del mensaje. La firmadigital con fe pública la genera una autoridad emisora y está regulada por INDOTEL, a través de la ley 126-02.

El servidor de Red privada Virtual (VPN) permite que la computadora de una oficina remota funcione como si estuviera en la red local. El túnel de comunicación que establece el VPN permite que el transporte de datos sea transparente a los demás operadores de la red de internet.

Los usuarios de redes inalámbricas Wi-Fi tienen retos adicionales, pues a través de este canal, otros dispositivos similares podrían conectarse a sus recursos locales. El protocolo de seguridad más popular para WiFi es WEP.

Después de todo, una de las medidas más eficaces sería que cada ciudadano y cada empresa asuman como un valor ineludible el cumplimiento del marco legal y la ética profesional.

Adicionalmente, se requiere que vigilen a los vigilantes de las telecomunicaciones para que no violen la constitución, ni los derechos humanos, ni usen las informaciones confidenciales como mecanismo de discriminación política y para acciones que pongan en juego la libre y leal competencia de las empresas.

Aún la más avanzada medida de seguridad es un paliativo, pues una gran parte de los códigos fuentes de los dispositivos de seguridad están disponibles para jáquers y los organismos de inteligencia. Además, el estado de derechos civiles en la República Dominicana es muy incierto.

Referencias:

Acerca de Lara Valerio

Fui técnico de perforadoras de tarjetas de 80 columnas en 1975, profesor de matemáticas del nivel medio, me gradué de ingeniero electricista. Entre 1979 hasta el 86 realicé un montón de cursos de sistemas informáticos. Trabajé en importantes proyectos de redes e internet. Espero que este fructífero acervo tecnológico sirva para el desarrollo socio-económico, la educación y las buenas prácticas de la democracia.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Archivos

Entra tu email para recibir avisos automáticos, cuando surjan nuevos temas .

Únete a otros 1.089 seguidores

Twitts Bono Cimarron

A %d blogueros les gusta esto: